mi subconciente ecléctico

lunes, diciembre 11, 2006

Posiblemente ya han visto en algunos comentarios que estuve leyendo un libro interesantísimo que se llama Nineteen Eighty-Four de George Orwell, quien fue un crítico social y político prominente durante y después de la Segunda Guerra Mundial; hace algunos días lo terminé, y a la espera de The God Delusion de Richard Dawkins, estoy leyendo un libro extraordinario, que después de mucha búsqueda, finalmente encontré en Monterrey, se llama La Danza de la Realidad, de Alejandro Jodorowsky. La historia de Orwell plantea una visión futurista del mundo, con una ficción distrópica, donde a través del protagonista que está lejos de ser un héroe te van explicando la situación política, económica y social. Resulta que un partido comunistoide ha asegurado su posición eterna e "inmortal" mediante un control social individualizado (con telepantallas), a partir de un concepto fundamental al cual llaman "doblepensar", que es una forma (bastante bien fundamentada) de creer, pensar y obedecer a dos conceptos antónimos al mismo tiempo. Por ejemplo, el pasado ya ocurrió naturalmente, pero es cambiante, continuamente reescriben los hechos, construyendo la historia tanto hacia el pasado como en el presente, para que la gente recuerde lo que el partido quiere. No es tan ficticio si damos una ojeada a los libros de texto de Historia de México de primaria y secundaria. Este doblepensar está soportado por una nueva forma de lenguaje, llamada neolengua, es una excepción de todos los lenguajes que han existido, porque en vez de crecer en cantidad de palabras, se va continuamente reduciendo (conforme crece se reduce, por ejemplo se crea la palabra "neolengua" y se elimina "nuevo" y "lenguaje"). Un amigo hizo un comentario hace poco donde menciona que está ocurriendo en cierto sentido lo que plantea el libro; el gobierno (el partido) cuenta con tres organismos al servicio del pueblo (o sea, al servicio del partido), Ministerio de la Paz, Ministerio del Amor y Ministerio de la Verdad; que de hecho se dedican a la guerra, la tortura (y castidad, que como sea es una forma de tortura) y a la mentira, respectivamente. Comentó muy atinadamente que por ejemplo el organismo militar estadounidense se llama "Departamento de Defensa", sus acciones "defensivas" y "liberadoras" en realidad son ataques e invasiones. Nuestro Ministerio del Amor bien podría ser la Iglesia, que a través de su doctrina hace creer a las masas que el amor a su dios implica ofrecerle el sufrimiento de esta vida para obtener la felicidad de la siguiente, otro ejemplo son los Centros de Readaptación Social (las cárceles), que en realidad son centros de aprendizaje para el delincuente. Nuestro Ministerio de la Verdad serían los medios informativos, que lo que buscan es encontrar la noticia que vende sin que en realidad sea cierta, de tal manera que al informar desinforman, otro ejemplo descarado sería la campaña populista de AMLO (¿tienen idea de a qué nivel es imposible su pseudoproyecto para subir el sueldo a la mitad de la población?) o los correos electrónicos terroristas del PAN durante la campaña presidencial (por ejemplo, la mayoría de la gente que conozco cree que la deuda que AMLO dejó al D.F. es impresionante cuando en realidad es la menor que ha tenido esa ciudad desde que se rige por un Jefe de Gobierno). Son ejemplos de organismos, tanto gubernamentales como no gubernamentales, pero que tienen en común una posición de poder, una influencia masiva. Muy relacionado con el uso inadecuado del lenguaje es algo que acabo de leer de Jodorowsky, quien propone un cambio en el sentido de ciertas palabras, por ejemplo invita a usar "usualmente" en vez de "siempre", o "creo" en vez de "sé" y luego explica el significado de ciertas palabras, por ejemplo a la poesía la percibe como el excremento luminoso de una rana que se comió a una luciérnaga; pero perdería el sentido de este post al ahondar en esta clase de surrealismo, así que en otro les comentaré al respecto.

3 Comments:

  • El momento en que para mi fue mas evidente el esfuerzo Orwelliano del gobierno actual de los Estados Unidos fue cuando lei, antes de la eleccion del 2004, un reportaje del New York Times en el que un ayudante de Bush dijo (traduccion mia): "Ahora somos un imperio, y cuando actuamos, creamos nuestra propia realidad. Y mientras ustedes se la pasan estudiando esa realidad -con toda dedicacion- actuaremos de nuevo, creando otras realidades, las cuales estudiaran tambien, y asi es como saldremos adelante."

    A quien le interese leer el contexto de la frase lo puede encontrar en el reportaje original.

    By Anonymous Jorge Aranda, at jue. dic. 21, 02:15:00 p.m. GMT-6  

  • Ya leí el artículo, está muy interesante. Impresionante que dijera que Suecia no tiene ejército en vez de Suiza, me recordó a Fox, la diferencia es que Bush se encierra en su error. Pero lo que más me llamó la atención es el beneficio descarado que le dió en términos de poder el 9/11. Precisamente ayer unos amigos me platicaban de una serie de hechos que fundamentan una de estas "teorías de conspiración", respecto a esta idea muy popular que sostiene que Bush planeó el ataque terrorista. Yo tengo serias dudas al respecto, pero si no es así, realmente su actitud me generaría desconfianza si fuese ciudadano estadounidense.

    By Blogger gasca, at vie. dic. 22, 09:47:00 a.m. GMT-6  

  • Poesía sin fin, excremento luminoso de jodo
    http://www.youtube.com/watch?v=pSq1pPzWFoY

    By Blogger VISO, at mar. abr. 06, 10:43:00 a.m. GMT-6  

Publicar un comentario

<< Home