mi subconciente ecléctico

lunes, enero 15, 2007

A mi edad, y a la de la mayoría de mis lectores, el proceso de cumplir años casi siempre implica el efecto "estoy envejeciendo", en algunos a un nivel muy superficial como "me estoy quedando calvo" o "me estoy arrugando", y otros a nivel de "yo creía que cuando tuviera 30 años iba a tener dos doctorados, un Ferrari y una linda familia". Abraham Maslow generó su famosa pirámide de necesidades, enlistando con una regla a la que podemos llamar trascendencia, de abajo hacia arriba: necesidades fisiológicas, de seguridad, de pertenencia, de estima y de autorrealización. Hace algunos meses discutía con un buen amigo si dicha pirámide sería congruente con algo que podríamos llamar "pirámide de madurez", es decir, mientras más alta tu necesidad, mayor tu madurez mental. En aquel momento no teníamos mucha información a la mano, pero yo comencé a relacionar la pirámide de Maslow con las etapas psicosexuales de Freud, debido a que un par de meses antes una prominente psicóloga de mi ciudad natal me explicó que las lesbianas se habían quedado en la fase oral, los homosexuales (hombres) en la fase anal y la mayoría de los heterosexuales en la fálica (o uretral), de tal manera que reducía las causas de la homosexualidad a un problema de madurez. Yo inmediatamente salté diciendo que el promedio de mis amigos homosexuales es claramente más maduro que el promedio de mis amigos heterosexuales. Le dije además que no me parecía un problema psicológico ser homosexual debido a que era parte de la naturaleza, le comenté que por ejemplo todos habíamos visto a perros del mismo sexo lamiéndose sus partes nobles. Su respuesta que destruyó mi defensa fue "¿y cuál te gusta que sea la edad mental de los perros?". Hace poco menos de un mes discutía con un amigo (biólogo) que tiende a animalizar excesivamente el comportamiento humano, que de acuerdo a la pirámide de Maslow los animales en general iban a tener necesidades de primer nivel (fisiológicas), y que las investigaciones que emiten los juicios más aventurados de comportamiento animal muestran necesidades de cuarto nivel (de estima) como máximo; conseguí que finalmente cediera un poco en su necesidad de hacer paralelismos con animales todo el tiempo y entonces volvió a conectarse en mi mente la relación en un inicio ecléctica entre la pirámide de Maslow y las etapas psicosexuales de Freud.

Después Maslow agregó el nivel cognitivo y finalmente el estético. Entonces tenemos, en ese orden, si consiguió cumplir su necesidad, al:
1. Artista
2. Científico
3. Emprendedor/Genital (Después de la pubertad): Aquí se generan los problemas de relaciones insatisfactorias, frigidez e impotencia.
4. Rompecorazones/Latencia (6 años a pubertad): Aquí se generan las bases de posteriores problemas de insatisfacción sexual.
5. Popular/Fálica o Uretral (3 a 6 años): Complejos de Edipo/Electra (competencia con el padre del mismo sexo para aceptación del padre de diferente sexo).
6. Sensato/Anal (18 a 36 meses): Aquí se generan los primeros elementos que muestran si la persona será excesivamente ordenada y cuidadosa o lo contrario.
7. Animal/Oral (0 a 18 meses): Aquí se generan las bases de posteriores dependencias fisiológicas (comer en exceso, tabaquismo).

Por supuesto este paralelismo no pretende decir que los niveles de Maslow se dan en la misma temporalidad que las etapas de Freud, sólo muestran que al menos en este sentido si se podría considerar una "pirámide de madurez mental".

2 Comments:

  • Que terrible que tu amiga, siendo psicologa, caiga en esos baches.

    Y bueno, quien quiera que crea que las lesbianas estan estancadas en la fase oral necesita hacer un poco de investigacion. :-)

    By Anonymous Jorge Aranda, at jue. ene. 18, 03:30:00 p.m. GMT-6  

  • Me impresionó mucho que estuviera tan convencida de eso, precisamente ahora estoy leyendo bastante al respecto y no me he encontrado ninguna referencia que siquiera proponga vagamente esa hipótesis.

    By Blogger gasca, at jue. ene. 18, 03:40:00 p.m. GMT-6  

Publicar un comentario

<< Home