mi subconciente ecléctico

viernes, noviembre 03, 2006

Hace una semana leía en Wikipedia la lista de billonarios (en dólares) del mundo y me sorprendió ver que México ocupa el segundo lugar mundial por cantidad de éstos. El primer lugar obviamente es E.U. con 371, le sigue México con 96 y luego Alemania con 55. Si analizamos el PIB de estos 3 países, E.U. está en el lugar 1, Alemania en el 3 y México en el 13. El nivel de producción de E. U. es 6 veces el de Alemania y casi 20 veces el de México. Si multiplicamos 6 por 55 efectivamente tenemos alrededor de 300, entonces hay proporción de billonarios entre E.U. y Alemania de acuerdo a su PIB, pero si multiplicamos los 96 de México por 20, saldrían más del doble de billonarios que los existentes en todo el mundo. Si analizamos el PIB per cápita de estos países es aún más triste, E.U. está en lugar 8, Alemania en 19 y México en el 53. De acuerdo que el capitalismo está muy lejos de ser un sistema justo en cuanto a distribución de los recursos, pero como un buen amigo me dijo, combina capitalismo con corrupción y el resultado es México. Todos podrán decirme que no es novedad la pésima distribución de riqueza en nuestro país pero yo no tenía idea de la gravedad, de acuerdo a la ONU, si el 20% más rico del país usara un 5% de su ingreso para combatir la pobreza, el 12% más pobre del país dejaría de serlo. Desgraciadamente los pocos movimientos de izquierda relevantes del país también están contaminados de corrupción y mucho más preocupados por la búsqueda del poder a través de un populismo que se clava como flecha en la herida más dolorosa de México que es la ignorancia, la falta de educación. La preocupación primordial de un movimiento de izquierda honesto en el país debiera ser educar, informar, dar a través del conocimiento y la publicación de nuestra realidad las armas necesarias al pueblo para jalar los hilos del sistema que sean requeridos para asegurar un futuro mejor distribuído.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home